Blog del Faro

Espacio abierto para la reflexión, testimonios y propuestas de docentes, investigadores, asesores técnico-pedagógicos, directores, supervisores, madres, padres y estudiantes.

El Venadito de Atapaneo, periódico escolar digital durante la contingencia por covid-19

En este documento el Mtro. Luis Pablo Pedraza Piñón y la Mtra. Rosario Natalí Robles Cira, docentes de una escuela secundaria técnica en Atapeneo, Michoacán, nos presentan el periódico escolar El Venadito de Atapaneo como una estrategia para fortalecer las habilidades de lectoescritura de sus estudiantes -proyecto que pasó a su versión digital a partir del periodo de confinamiento ocasionado por la pandemia. Se trata de una buena práctica en la categoría “uso de materiales educativos”, como parte del ejercicio de sistematización de buenas prácticas de docentes en pandemia, encabezado por Grupo Loga, el Faro Educativo de la IBERO, Proeducación, Pauta y Renaced, y cobijado también por la Red de Mujeres Unidas por la Educación.

Comienza la conversación

Mtro. Luis Pablo Pedraza Piñón y Mtra. Rosario Natalí Robles Cira
Docentes de la Escuela Secundaria Técnica N° 114
“Lic. Luis Donaldo Colosio Murrieta”
Atapaneo, Michoacán

Ubiquemos la buena práctica

Categoría: Uso de Materiales Educativos
Nivel y modalidad educativa: Secundaria técnica
Grado escolar: Primero, segundo y tercer grado
Turno: Matutino y vespertino

Fines perseguidos

El Venadito de Atapaneo, nuestro periódico escolar, surge en su formato impreso en 2016, a partir de la necesidad de fortalecer las habilidades de lectoescritura de los y las estudiantes que asisten a la Escuela Secundaria Técnica N° 114 “Lic. Luis Donaldo Colosio Murrieta”, ubicada en la comunidad de Atapaneo, Michoacán, al oriente de Morelia, en el kilómetro 7 de la carretera Morelia- Charo-Maravatío. Este proyecto se desarrolla de manera colaborativa e interdisciplinaria, ya que participan el colegiado de profesoras, profesores y estudiantes, que contribuyen en las diversas etapas del periódico escolar: escritura, recopilación, edición, diseño, publicación, distribución y lectura.

A partir de la pandemia y el cierre de las escuelas, la distribución del periódico impreso representó un gran reto para poder llegar a los lectores. Debido a esta dificultad, el consejo editorial determinó publicar una versión digital de El Venadito de Atapaneo, con el fin de llegar a la comunidad escolar a través de las redes sociales. El periódico escolar digital permite mantener una comunicación a distancia con la comunidad escolar, expresar las emociones, reflexiones y registrar el momento histórico desde la visión de los estudiantes de educación básica. Como grupo pretendíamos, en primera estancia, no perder el vínculo con los estudiantes, así como con todos los habitantes de la comunidad escolar, y público en general.

Puntos clave de la práctica

El fomento a la lectura en México, como en diversos países de América Latina, representa un gran reto, debido al bajo número de lectores. Esta afirmación se sustenta a partir de la Metodología Común para Explorar y Medir el Comportamiento Lector (MOLEC), publicada por el Centro Regional para el Fomento del Libro en América Latina y el Caribe (CERLALC) y la UNESCO, con la que se obtiene información sobre la lectura de materiales como libros, revistas, periódicos e historietas con publicaciones tanto en soporte digital como impreso, además de la lectura de páginas de Internet o blogs.

De acuerdo con los resultados de 2018, la población de 18 y más años de edad que lee algún material considerado por el MOLEC decreció de 84.2% de febrero de 2015 a 76.4% en febrero del año en curso. De cada 100 personas lectoras de los materiales de MOLEC, de 18 y más años de edad, 45 declararon haber leído al menos un libro, mientras que en 2015 lo hicieron 50 de cada 100 (INEGI, 2018:1)

El reto de la lectura lo vivimos cada día los maestros y maestras en nuestro ámbito escolar, y la idea del periódico surge como una propuesta para, a partir de prácticas lúdicas, enganchar a nuestros estudiantes para leer más. El periódico permite despertar el interés de los jóvenes lectores, puesto que escriben desde su realidad y entre ellos y ellas mismas se leen; a partir de esto es más probable que se involucren con la lectura y que la disfruten, que tengamos una lector y lector más activo -en palabras de Percival- “está abierto a la búsqueda de nuevas dimensiones de la experiencia. Este lector es forzado a ser algo más que un simple espectador, pasa a ser cómplice, recreador” (Percival, 1987:392), de esta manera este proyecto enriquece la participación principalmente de estudiantes.

La frase Leer para escribir y escribir para leer es utilizada por diferentes investigadores y profesores en diferentes niveles educativos, para explicar que la lectura es una actividad fundamental en el proceso educativo, pero que así mismo, también es un motor que impulsa la escritura, como lo refiere Juan José Millás: “No se escribe para ser escritor ni se lee para ser lector, se escribe y se lee para comprender el mundo. Nadie, pues, debería salir a la vida sin haber adquirido esas habilidades básicas”. Uno de los grandes retos para continuar el periódico escolar, antes, durante y después de la pandemia es contar con un apoyo económico para sostener el proyecto, buscar nuevas formas de mantener un proyecto autogestivo.

Principales cambios observados

El Venadito de Atapaneo está dirigido a los estudiantes de la Escuela Secundaria Técnica N° 114, jóvenes entre los 12 y 15 años de edad, pero también beneficia de manera general a la comunidad escolar, profesores, personal administrativo, padres y madres de familia, así como a la comunidad de Atapaneo, y municipios cercanos de Morelia, Charo e Indaparapeo, donde viven algunos de los estudiantes que asisten a la secundaria. El periódico escolar tiene cinco años de circulación de manera impresa, en un formato a doble tabloide a una sola tinta en papel cultural, el tiraje es de 600 ejemplares en sus 10 números impresos, los cuales han tenido buena aceptación en la comunidad escolar.

En el mes de marzo del 2020, debido a la pandemia mundial por el Covid-19, las instituciones educativas en Michoacán cerraron sus puertas, dando asesoría a distancia y de manera virtual. Debido a las condiciones, el proyecto del periódico escolar tuvo la necesidad de crecer, cambiar a un formato digital, con el uso de fotografías, imágenes, viñetas, pantallas, un diseño más dinámico, entre otros recursos gráficos a colores, y la división de diferentes secciones de interés para los lectores. En cuanto al contenido, los estudiantes y los profesores enviaron sus aportaciones por medio del correo electrónico, textos e imágenes que dieron vida al venadito digital, el cual lleva tres números, uno dedicado a la pandemia que vivimos, el cual es un registro desde la perspectiva de la comunidad escolar, ante esta contingencia mundial.

Por otro lado, la necesidad de encontrar lazos de comunicación y de distribución del periódico, dieron la apertura al uso de las redes sociales y una cuenta de Facebook Venadito Atapaneo, la cual permitió entablar un diálogo con la comunidad escolar, incluyendo alumnos y exalumnos de la escuela, profesores, personal y directivos, así como habitantes de las comunidades de Atapaneo, Morelia, Indaparapeo, Charo, incluso lectores a los familiares de estudiantes que viven en Estados Unidos y en general a la sociedad.

La distribución a través de redes sociales generó mayor interés en los jóvenes y permitió mayor alcance dentro y fuera de la población educativa. Cabe destacar que no hay publicaciones similares en las escuelas secundarias técnicas del estado, es un proyecto que informa y registra las actividades escolares como un testigo del acontecer histórico y principalmente fomenta la lectura y la escritura. La aceptación que ha tenido este proyecto radica en la participación de la comunidad escolar y el poder ser partícipe de la escritura de la historia de su comunidad, es decir el registro de la vida estudiantil, material de análisis para las futuras generaciones.

Es un proyecto autogestivo, pero que requiere de recursos para sostener el diseño y maquetación del periódico, que no contamos. Por otro lado, como ahora es digital debido a las circunstancias, nos encontramos es la falta de acceso a la dispositivos electrónicos o conectividad a internet, es decir, los estudiantes que no cuentan con celular, tablet o computadora y además problemas de conexión a internet, dificulta que los alumnos puedan descargar el periódico para leerlo y realizar actividades basadas en el contenido del periódico.

Entre las lecciones aprendidas podemos destacar, principalmente, la adaptabilidad que debemos tener los docentes frente a las diversas situaciones, si bien el proyecto de digitalización de había contemplado años antes, no fue hasta que la situación nos obligó, descubriendo un sinfín de posibilidades para experimentar con el fomento a la lectura. La lectura y la escritura son habilidades que un estudiante tiene que fortalecer en su transitar por la educación básica. El periódico ofrece un espacio donde pueden expresarse, leerse a sí mismos, una herramienta didáctica adicional, y apoyo para la divulgación tanto de textos periodísticos, como académicos de las diferentes asignaturas.

En cuanto a su sostenibilidad, pensamos que es un proyecto que llegó para quedarse. En el tema institucional, la participación de los docentes y estudiantes aumentó, permitiendo la creación de nuevos contenidos. En el ámbito social, el periódico, cumple su función principal de fomentar la lectura, pero también consideramos que será una herramienta de análisis para las generaciones futuras. A pesar de que el modelo de financiamiento cambió, estamos proponiendo estrategias que han permitido formar una nueva línea para que el proyecto sea sostenible económicamente, a través de un sistema de suscripción.

La lectura y la escritura son habilidades importantes para el proceso de aprendizaje, es prioridad reforzarlas, en la EST 114, es una prioridad, y en una de las reuniones del colegiado se determinó generar un proyecto que ayudara a fortalecer estas herramientas. El periódico escolar fue una de las propuestas y el director de la escuela comisionó al profesor de la materia de Español Luis Pedraza, y se formó el consejo editorial, quedando como representante la profesora Natali Robles.

El éxito de la práctica consiste en que toda la comunidad escolar participa, los profesores y estudiantes escriben textos periodísticos y literarios, la familia de los estudiantes y la comunidad en general lee, compra o comparte el periódico. Es un trabajo en equipo, que beneficia a todos los involucrados.

Para la creación del contenido es necesario tener una computadora donde redacta los textos, internet para enviar las aportaciones al correo del periódico y también para darle difusión. Una vez recopilados los textos, pasan a un proceso de selección, corrección, para después hacer la maquetación y el diseño del periódico. Cuando el periódico es impreso se envía a la imprenta, pero con la versión digital, una vez que está listo se envía por las plataformas y redes sociales.

Entre colegas: recomendaciones para hacer uso de la estrategia o de sus componentes

Trabajamos en la sistematización de la práctica, para asesorar a profesores o instituciones que consideren el periódico una herramienta útil. Encontramos algunos puntos importantes a tomar en cuenta para replicar este proyecto, los cuales consideramos pueden ser resumidos mediante el siguiente esquema.

Proceso de elaboración del periódico escolar El Venadito de Atapaneo

La metodología para la elaboración de un periódico escolar es un proceso estandarizado, no obstante que permite la modificación para el desarrollo de estrategias específicas. La evaluación de la práctica que realizamos no es un cuestionamiento de nuestro trabajo sino una herramienta para su mejora, por lo tanto, requiere revisión, análisis y estrategias que permitan conocer el impacto y aceptación del proyecto.

Ante este panorama, queremos también compartir que utilizamos dos instrumentos de medición. El primero nos dio un panorama general del alcance de la recepción del periódico escolar: a través de un formulario de Google levantamos una encuesta para conocer cuántos de los estudiantes leyeron el periódico en su versión digital. Encontramos que cerca del 70% lo leyó y el 30% restante no pudieron descargar el periódico. También preguntamos cuál fue la sección más leída -encontramos que fueron la de Cultura deportiva y Mi comunidad- además de recoger sugerencias de contenido.

Un segundo instrumento, de orden más cualitativo, fue solicitar a los profesores trabajar con los textos del periódico en cada una de las asignaturas, actividades de lectura de comprensión y lúdicas, así como material para reforzar la clase. Las actividades nos permitieron evaluar la efectividad en cuanto a contenido y la lectura del mismo, así como recabar sugerencias para mejorar el periódico.

Es importante señalar que la aceptación del proyecto en la sociedad escolar y fuera de ella se refleja en las solicitudes de suscripción al periódico por parte de diferentes autoridades educativas, docentes de otras escuelas y padres de familia que habitan en Estados Unidos y público en general, los seguidores en la página de Facebook, la publicación de notas y entrevistas de periódicos de circulación local.

El Venadito de Atapaneo es un proyecto que, sin duda, nos ha brindado el conocimiento y la experiencia para generar otros proyectos relacionados con el fomento de la lectura y la escritura, un puente de comunicación y lazo que permite dar un sentido de pertenencia a una comunidad escolar que trasciende las dificultades y las fronteras.

Bibliografía sugerida

García Loredo, Marcela E. y otros (2010). Curso Básico de Formación Continua para Maestros en Servicio, Planeación didáctica para el desarrollo de Competencias en el aula 2010. México: SEP

INEGI, (2018). Disminuye la población lectora en México: Módulo de Lectura (MOLEC) 2018. Comunicado de prensa número 166/18, 27 de abril de 2018. Recuperado en www.beta.inegi.org.mx/contenidos/saladeprensa/boletines/2018/EstSociodemo/MOLEC2018_04.pdf

Percival, Anthony (1987). “El lector en Rayuela” en Rall, Dietrich (compilador), En busca del texto. Teoría de la Recepción literaria. (pp.381-394) México: Universidad Nacional Autónoma de México.