Blog del Faro

Espacio abierto para la reflexión, testimonios y propuestas de docentes, investigadores, asesores técnico-pedagógicos, directores, supervisores, madres, padres y estudiantes.

El “imán” del ABP para motivar la asistencia y la permanencia escolar

En este documento, Sara Velázquez Ruiz, Subdirectora de la Comunidad de Aprendizaje “Virginia Woolf” Esc. Sec. Gral. No. 42, expone una práctica que pretende exponer el trabajo que se realiza en la Comunidad de Aprendizaje “Virginia Woolf” aspirando únicamente a ponerlo sobre la mesa y en el mejor de los casos a que pueda constituir una alternativa para otros centros que aminore el problema del ausentismo y abandono escolar que sufren la mayoría de las escuelas de educación pública acentuado con más fuerza tras atravesar por la pandemia del COVID-19. Los ejes centrales del trabajo lo constituyen primeramente, un protocolo de intervención preventiva que consiste en identificar a los alumnos ausentes, establecer comunicación con ellos para conocer las causas que los orillan a faltar y con base en esto, diseñar estrategias que apoyen su regreso, acompañamiento , seguimiento y monitoreo constante y permanente en el transcurso del ciclo escolar. Este proyecto forma parte del ejercicio de sistematización de la tercera edición de buenas prácticas de docentes, encabezado por Grupo Loga, el Faro Educativo de la Universidad Iberoamericana, Pro Educación (Proed), la Red Nacional de Capacitadores en Educación (Renaced), Programa Adopte un Talento (Pauta) y la Red de Mujeres Unidas por la Educación.

Comienza la conversación

Sara Velázquez Ruiz
Subdirectora
Comunidad de Aprendizaje “Virginia Woolf” Esc. Sec. Gral. No. 42
Aguascalientes

Ubiquemos la buena práctica

Categoría: Regreso y permanencia
Nivel y modalidad educativa: Secundarias Generales
Grado escolar: 1°, 2° y 3°
Turno: Matutino

Fines perseguidos

Tras atravesar por la pandemia del COVID-19 en que todas las escuelas tuvieron que cerrar las puertas y las familias se encerraron en sus hogares durante casi tres años de 2019 a 2021 a causa de la contingencia sanitaria que exigía un distanciamiento social; las puertas de las casas de innumerables NNA también  contuvieron diversas problemáticas al interior de las viviendas desde las más predecibles que fue el quedarse sin sustento; pues comerciantes, obreros, albañiles, y personas de diferentes oficios no pudieron continuar trabajando, hasta las más desafortunadas situaciones como la violencia intrafamiliar, los trastornos emocionales, embarazos  y en casos extremos el suicidio.

En este panorama, los profesores en colaboración con Directivos y personal de apoyo de la Escuela Secundaria General No. 42 se volcaron en buscar e implementar estrategias para continuar prestando el servicio educativo a distancia, mediante reuniones virtuales que en un inicio era un recurso desconocido de la mayoría terminó siendo una herramienta de trabajo fundamental para discutir, analizar, organizar y decidir sobre el cómo mantener la presencia de todos los alumnos en una circunstancia en la que nunca se había vivido y por consiguiente; nadie tenía la experiencia ni conocía las respuestas a todas las dudas que surgieron.

El camino fue la suma de todas las ideas, lideradas por los directivos  estableciendo como una prioridad conocer las condiciones de los estudiantes para realizar una detección de las problemáticas que enfrentaban  y que les impedían continuar con sus estudios; esto derivó en la construcción  de mecanismos que permitieran constituir un apoyo  en la medida de lo posible, para evitar situaciones de  ausentismo y  abandono  escolar de los jóvenes, dentro de las líneas de acción para este fin fue la comunicación constante vía telefónica lo que permitía obtener información de la situación por la que atravesaban los jóvenes y las necesidades que tenían,  la creación de los grupos de whatsapp por ser la forma más accesible para los alumnos de llevar a cabo sus clases así como la entrega de tareas impresas a los que no contaban con algún dispositivo, la necesidad de visitar a aquellos estudiantes que no se localizaban telefónicamente  y debido a la precariedad de las familias, se hizo colaboraciones con Instituciones de salud y  Universidades en las que se   gestionó la donación de equipos de cómputo usados y algunos celulares que se entregaron casa por casa con el apoyo de todos los integrantes del equipo de trabajo a  los estudiantes focalizados con mayores necesidades.

Ya en el regreso presencial del ciclo escolar 2020-2021, nos enfrentamos a una realidad por demás alarmante y confusa pues habían varios asuntos que atender a la vez  para poder regularizar el servicio como:

  • El rezago en los aprendizajes de grado
  • La regularización de los estudiantes en los que había una gran disparidad de conocimientos, habilidades y capacidades.
  • La asistencia alternada de los alumnos.
  • Asegurar la protección a la salud.
  • La inestabilidad de la asistencia de profesores y alumnos debido a la enfermedad por el COVID-19 que exigía aislamiento de 15 días.

Y sobre todo una problemática que se acentuó enormemente con esta crisis: el ausentismo y la deserción escolar lo  que representó para nuestro colectivo docente plantearse los siguientes retos:

  • En primer lugar, conocer las causas del ausentismo de  los alumnos identificados previamente que no estaban asistiendo a la escuela para  poder  orientar los mecanismos de apoyo necesarios en su regreso a la escuela.
  • En segundo, urgía un acompañamiento en el aspecto emocional de los alumnos y alumnas pues se evidenciaron diferentes situaciones derivadas de los conflictos por los que habían atravesado en sus familias. 
  • En tercero, operar estrategias para la recuperación de aprendizajes.
  • En cuarto, lograr la permanencia de estos estudiantes recuperados.

Objetivos generales

I.- Reincorporar a los alumnos que no regresaron a la Escuela a través de estrategias colaborativas de prevención, apoyo y acompañamiento para disminuir el ausentismo.

II.- Favorecer la permanencia evitando el abandono escolar de los alumnos más vulnerables  fortaleciendo la forma de trabajo de esta escuela  de las metodologías activas (Aprendizaje Basado en Proyectos) que fomenten  el sentido de pertenencia, la inclusión, la valoración y acogimiento de los estudiantes.

Objetivos específicos

  I.I.- Emprender las acciones de prevención del ausentismo, apoyo y acompañamiento con la colaboración de docentes, prefectura, trabajador social, administrativos e intendencia.

  II.I.- Utilizar la metodología del Aprendizaje Basado en Proyectos para  motivar la asistencia, el interés por sus clases, la inclusión y el sentido de pertenencia.

Para el logro de estos objetivos se llevó a cabo el siguiente proceso de intervención:

 

DETECCIÓN CONTINUA DE ALUMNOS AUSENTES: Los docentes en primera instancia identificaron a los estudiantes en las primeras semanas del Ciclo Escolar 2021-2022  que no habían regresado a la escuela o habían regresado los primeros días pero dejaron de asistir, constituyendo un 20% (41 jóvenes) de una población de 206 alumnos del turno matutino. En esta etapa se definió un protocolo de actuación consistente en:

  1. Prefectura hace un pase de lista diariamente
  2. El docente  identifica a los alumnos que no asisten a clases
  3. Prefectura con auxilio del docente registra a estos alumnos
  4. Prefectura realiza llamadas telefónicas explorando la situación de los alumnos y citar a padres de familia.
  5. En el caso de no  obtener la comunicación vía telefónica, prefectura en coordinación con Trabajo Social realizarán visitas domiciliarias y entregarán citatorios a padres de familia.
  6. Se entrevistarán a los padres de familia, estableciendo acuerdos y apoyos necesarios para la incorporación del alumno.
  7.  Se mantendrá un monitoreo constante de los alumnos.

ESTABLECER COMUNICACIÓN CON LOS PADRES DE LOS ALUMNOS AUSENTES: Prefectura contactó a los alumnos por dos medios, el primero telefónicamente y cuando éste no fue posible se realizaron visitas domiciliarias en coordinación con Trabajo Social. Para tener un control y seguimiento se diseñó  un registro por escrito para entregarlo a subdirección semanalmente (ANEXO 1)

CONOCIMIENTO DE LAS CAUSAS POR LAS QUE NO ASISTÍAN A LA ESCUELA: El Trabajador Social al entrevistar a los padres de familia de los alumnos que aún no se incorporaban a la escuela, se centró en cuestionar sobre los motivos que les impedían mandar a sus hijos a la escuela, en encontrar soluciones juntos y llegar a acuerdos con los padres para que apoyaran a su hijo en su trayecto escolar, así mismo se asentaban estos compromisos y firmaban por ambas partes para dejarlo como evidencia.

Al término de las entrevistas  el trabajador social hizo una sistematización de los motivos que tenían para ausentarse tal como se representa en la siguiente tabla:

TABLA DE LA IDENTIFICACIÓN DE LAS CAUSAS DE LOS NNA QUE NO ASISTÍAN A LA ESCUELANIVEL DE INTERVENCIÓN
16% Económicas ( Padres sin trabajo que no pueden solventar los gastos de la escuela, alumnos trabajando para apoyar en la economía)Factible con apoyos de la escuela.
28% Familiares-personales (Separación de los padres, cambios de vivienda derivado de su situación económica, problemas de salud de padres, jóvenes a cargo de sus hermanos)En un 2% no fue factible por la situación
36% Situaciones emocionales ( Desinterés, tristeza, apatía, ansiedad)6% Situaciones emocionales ( Desinterés, tristeza, apatía, ansiedad)

ESTRATEGIAS PARA APOYAR EL REGRESO Y PERMANENCIA DE LOS ALUMNOS:

I.- Apoyos que reduzcan la posibilidad de ausencia por la mala situación económica familiar a los estudiantes que se diagnosticaron con esta problemática:

  • Se les dotó de becas alimenticias
  • Se les permitió asistir sin la exigencia de cumplir con uniformes escolares (Pans deportivo, zapatos o tenis de cierto color, prendas del uniforme oficial)
  • Los maestros no les solicitaban materiales que representaran un gasto para los padres, en sustitución les pedían lo que estuviera a su alcance y en muchos casos los mismos docentes se los proporcionaban.
  • Se les recibía a la hora que les era posible llegar, pues algunos que no vivían cerca de la escuela venían caminando a falta de algún transporte y en otros casos primero se encargaban de llevar a sus hermanos a la escuela.

II.- Acompañamiento emocional:

Una gran ventaja de nuestra escuela es que el trabajador social es psicólogo de profesión, lo que facilitó  el sondeo de las situaciones emocionales que padecían varios de nuestros alumnos pues la pandemia ocasionó trastornos sicosociales como ansiedad, tristeza, sensación de soledad y en algunos alumnos depresión, así mismo se agudizaron los síntomas de jóvenes ya diagnosticados con TDH, Asperger y lento aprendizaje.

Para ello el Trabajador social hizo una valoración de estos estudiantes con la intención de   determinar los que podía atender personalmente  con terapias (A padres e hijos)  y los que tendría que canalizar a otras instituciones.

Una vez  realizada la valoración se hizo el seguimiento en reunión con los directivos para analizar el tipo de apoyo requerido en cada uno de estos jóvenes. El turno de los directivos fue, aparte de coordinar todo el proceso y mantener al equipo de trabajo centrado en los objetivos, el de gestionar las colaboraciones de instituciones de salud mental a donde se canalizaron los estudiantes tales como:

  • Casa del Adolescentes
  • Hospital de paidopsiquiatría
  • Centros de Integración Juvenil
  • Ludotecas
  • Programa de Cambiando vidas de Gobierno del Estado
  • USAER

Para confirmar que los jóvenes obtuvieran el apoyo necesario, el trabajador social solicitaba a los padres el control de citas y algún documento probatorio de la asistencia, igualmente mantenía entrevistas y registro de observaciones de los cambios conductuales o emocionales que presentaban.

La contención de los problemas emocionales de los alumnos no es únicamente tarea del trabajador social, también los profesores a través de los proyectos fomentan la resiliencia, el autocontrol, el proyecto de vida, el conocimiento de sí mismo etc. lo que ayuda en mucho a crear ambientes de seguridad, inclusión y respeto hacia el otro.

III.-  El Uso de metodologías activas (Aprendizaje Basado en Proyectos) como un imán que motiva la asistencia a la escuela, el sentido de pertenencia, la inclusión y el respeto.

En nuestra Institución se utiliza un modelo diferente al de las otras escuelas secundarias generales, pues mientras en el modelo tradicional existen profesores especialistas de cada asignatura, en este modelo es un solo docente por grupo que integra todas las disciplinas en la metodología de Aprendizaje  Basado en Proyectos (ABP), también en este punto es lo que hace que no tenga comparación con las telesecundarias; entre varias otras,  si es que cruzó esta idea por su mente, esta forma de trabajo permite a los profesores conocer mejor a sus estudiantes, tener fuertes lazos de empatía con ellos, potenciar sus fortalezas y mejorar sus debilidades pues toda su jornada se dedican a un solo grupo cuando en las otras escuelas el maestro llega a tener hasta 9  o más grupos dependiendo de la asignatura, convirtiéndose esto en un número de estudiantes arrollador a los que llega a conocer muy superficialmente, en su mayoría, por todas las multitareas que tiene que desempeñar  simultáneamente como cubrir en varias escuelas, comisiones de diferentes tipos, evaluaciones, planear para varios grados a la vez en el mejor de los casos, etc.

Lo anterior es para poner en perspectiva las ventajas del modelo educativo  de esta Comunidad de Aprendizaje y lo que representa para el tema que se pretende exponer con este trabajo, que se centra en el ausentismo escolar.

En este sentido, existen prácticas educativas que involuntariamente provocan el ausentismo y en algunos casos la deserción escolar, al llevar a cabo actividades carentes de sentido para los alumnos (activismo), interminables dictados, aburridas exposiciones en donde el profesor es el principal protagonista, hasta llegar a otras de tono agresivo que excluyen a los jóvenes, los etiquetan y terminan por ahuyentarlos de la escuela convirtiéndose en números negativos, pero ¿Será sólo porque los padres no apoyan a la educación de sus hijos? o tendremos que asumir la parte de la responsabilidad que nos corresponde.

En contraparte, afortunadamente también existen prácticas educativas de una nueva generación de docentes y no me refiero únicamente a los jóvenes, que buscan caminos de  enseñanza diferente a las clases tradicionales, lo que constituye un aspecto medular que permea en el ánimo de los NNA para querer seguir asistiendo a la escuela y permanecer en ella, a pesar de las difíciles circunstancias por las que esté pasando.

 Precisamente la metodología del ABP es uno de los factores que han influido en la asistencia y permanencia de nuestra población estudiantil actuando como un “imán” que hace a los alumnos sentirse motivados a llegar cada día a la escuela con gusto; aunque es justo mencionar que la metodología no funciona por sí sola, lo principal es el papel que los maestros desempeñan en su rol de facilitadores, en el acompañamiento que hacen a sus alumnos, implementando actividades disruptivas, innovadoras, gamificando y  preparándose constantemente; pero sobre todo, acogiéndolos cálidamente y haciéndoles sentir que son importantes.

En este contexto, las razones por las que esta metodología activa atrapa a los jóvenes, se divierten y manifiestan ser la forma de trabajo que más les gusta (ANEXO 2), pues aparte del trabajo por proyectos también se manejan aprendizajes en cada asignatura independientemente,  son las siguientes que se basan en las premisas del ABP:

  1. Está centrada en los intereses y necesidades de los/as estudiantes.
  2. Vincula los Objetivos de Aprendizaje del currículum con problemáticas reales lo que hace que sean actividades significativas para el alumno y se puedan transferir a otras situaciones de la vida
  3. Los y las estudiantes son los protagonistas de su proceso formativo, favoreciendo el desarrollo de las habilidades y capacidades.
  4. La forma de trabajo colaborativo los lleva a aprender a trabajar juntos, a ser incluyentes y potenciar  entre pares los 
  5. Los proyectos afianzan el sentido de pertenencia de los jóvenes con la escuela, así mismo promueven ambientes escolares con valores y colaborativos.

La interdisciplinariedad que se maneja en los proyectos favorece a una educación integral, acerca a los padres de familia al entorno escolar al invitarlos constantemente en la participación de las actividades escolares  en donde el alumno es el protagonista que aprende jugando, manipulando, investigando, teniendo acceso a las tecnologías, creando  y en síntesis; son las cosas que más atraen a los alumnos porque se ven entusiastas de salir al patio a pintar, a entrevistar, presentar un programa a padres de familia, realizar exposiciones en el patio cívico, etc. y si el alumno  está motivado e interesado en su escuela, difícilmente se ausenta o  deserta, esto constituye  el argumento central de la implementación del ABP en apariencia simplista pero que tiene serias implicaciones en el trabajo.

Principales cambios observados

Derivado de todo este proceso, los resultados directamente relacionados con el ausentismo y la deserción escolar  se reflejan primeramente  en los números por ser un dato duro que evidencia la efectividad de esta buena práctica en donde se concreta el fruto de las estrategias emprendidas, tomando como referencia el año del 2021 la matrícula en este centro educativo fue de  70 alumnos  en primer año, 69 en segundo y 67 en tercero, correspondientes a dos grupos de cada grado del turno matutino; haciendo un total de 206 alumnos, de este total al término del ciclo escolar 2021-2022 y tomando como referencia la plataforma del SIPPE (ANEXO 3) la deserción fue del 2.4 %.

A nivel Zona Escolar se realizó un comparativo de todas las escuelas que forman parte de la Zona 029,  en el que se analizaba la matrícula escolar en el ciclo  del 2021 y la población estudiantil que se conservaba al inicio del ciclo del 2022, en este estudio esta institución fue la única que incrementó su población en ambos turnos a dos alumnos más, todas las demás tuvieron un decremento en sus matrículas de ambos turnos a excepto del turno vespertino de la Escuela Secundaria General No. 34 que incrementó considerablemente. (ANEXO 4)

Cabe mencionar que una de las premisas de la Institución es la de no saturar los grupos para ofrecer un mejor servicio educativo, muchos padres y madres de familia acuden a la escuela buscando un lugar pero debido a que sólo existen dos grupos de cada grado no es posible atender a sus demandas.

En cuanto a la reprobación escolar, en referencia al mismo ciclo ya mencionado, el porcentaje fue mínimo de  .48% equivalente a un alumno (ANEXO 5)  atribuido a una evaluación formativa que puede revertir los efectos  de las calificaciones reprobatorias que a su vez tienen una fuerte asociación con el ausentismo y la deserción por ser la primera alerta de abandono de aquellos alumnos que se van desmotivando a la par que se van rezagando  hasta convencerse que el estudio no es para ellos. En este aspecto, los docentes han desterrado el examen como única forma de medir los logros en los aprendizajes y los han sustituido por productos que se realizan en los proyectos en los que el proceso que desarrollan se basa en los niveles de la Taxonomía de Marzano que va más allá de conceptos, memorización o  resultados de un examen, pues mide habilidades, capacidades, conductas observables; siendo una oportunidad de crecimiento para los alumnos en vez de un obstáculo para continuar su educación básica.

En otro ángulo, la libertad creadora que tienen los alumnos, producto de la metodología los ha llevado a ganar premios internacionales como el concurso de dibujo realizado en el país de China “THE  53d WORLD SCHOOL CHILDREN´S ART EXHIBITION OF THE REPUBLIC OF CHINA”  desde donde mandaron los diplomas a dos de los alumnos, así mismo en el 2do Concurso Nacional de Arte  Fotográfico en la fase del estado de Aguascalientes se obtuvieron los tres primeros lugares, entre otros, pero lo más significativo es la forma en que se conducen los estudiantes, no dicen groserías dentro de la escuela, no hay riñas dentro o fuera de la escuela, son respetuosos con sus compañeros y la mayoría aceptan sus errores cuando se les ha llamado la atención, esto no significa que no hayan problemáticas de conflictos entre alumnos o que falten con trabajos o bien haya inasistencias, pues es imposible negar la naturaleza de la vida escolar , sin embargo; sí se ha logrado una cultura escolar diferente, que permea la opinión de padres y estudiantes de  estar en la mejor escuela, se sienten queridos y respetados por todo el personal de la institución,  esto contribuye enormemente a evitar el abandono escolar.

En conclusión, la parte fundamental de esta buena práctica es la metodología del ABP utilizada en la enseñanza, pero como se mencionó anteriormente, ésta no es funcional en sí misma, es imprescindible un liderazgo que fortalezca, oriente, cohesione y  tenga una visión de la educación diferente a la tradicional, unos docentes comprometidos, que realicen un trabajo colaborativo fuera de egos, en constante actualización; personal de apoyo dispuesto a sumarse  desde su función a las acciones de acompañamiento, monitoreo constante, brindar espacios  en buenas condiciones de higiene y finalmente,  una subdirectora que apoye en la organización, monitoreo, acompañamiento y ejecución de las acciones, todos encaminados a los mismos intereses y objetivos.

La aplicación de esta buena práctica incluye los recursos que a continuación se mencionan:

  1. MATERIALES:
    • Formatos para el registro y seguimiento de los alumnos ausentes identificados.
    • Formatos de acuerdos y compromisos de padres de familia
    • Directorio de alumnos
    • Directorio de centros de apoyo de salud, mental, reintegración juvenil cercanos a la comunidad y En el estado.
    • Bitácora de observación para registrar el cumplimiento de acuerdos, conductas emocionales, nuevas situaciones que podrían alertar la deserción.
    • Apoyos de becas alimenticias
    • Internet, equipos de cómputo, cañones
  2. HUMANOS:
    • Capacitaciones a docentes en la metodología del ABP

Entre colegas: recomendaciones para hacer uso de la estrategia o de sus componentes

El monitoreo de los alumnos que presentan inasistencias debe ser constante y permanente, igualmente la intervención debe ser inmediata para evitar que pase tiempo y existan menos posibilidades de incorporar al alumno al centro educativo, de la misma forma el comprometer a los padres de familia en el cumplimiento de acuerdos es muy importante pues con esto existen mayores probabilidades de éxito.

En cuanto a la metodología del ABP todos los profesores que formen parte de la escuela donde se quiera implementar deben tener conocimiento de la operatividad y estar dispuestos a trabajar en ella, pues exige mucho trabajo de parte de los docentes y no se lograrían los beneficios si alguno no está convencido o comprometido con este proyecto.

Para realizar una planeación por Aprendizaje Basado en Proyectos es necesario contar con espacios de tiempo donde los profesores puedan trabajar colaborativamente y recibir acompañamiento en las actividades de aprendizaje que diseñan. Así mismo los maestros deben contar con autonomía curricular que les permita seleccionar contenidos y asignaturas de acuerdo a las necesidades de sus grupos, los directivos deben de saber que no abordarán el programa en el orden establecido y posiblemente no llegarán a terminarlo, que sus actividades incluyen formas y espacios no convencionales pues no sólo el salón es el lugar idóneo para aprender.

Finalmente, quienes tengan interés en conocer de cerca la forma de trabajo tienen invitación para visitar la Comunidad de Aprendizaje “Virginia Woolf”.


 

BIBLIOGRAFÍA:

  • FUNDACIÓN CHILE, APRENDIZAJE BASADO EN PROYECTOS, Un enfoque pedagógico para potenciar los procesos de aprendizaje hoy. 82 pp.
  • SIPPE/ControlEscolar/ControlEscolar.aspx

 

Material multimedia de soporte: